Claudia Sheinbaum, primera mujer presidenta de México | Elecciones mexicanas 2024

México ya tiene su presidente. Ahora sí, por primera vez en 200 años de independencia. Claudia Sheinbaum Pardo (Ciudad de México, 61 años) es la primera mujer en ganar una elección presidencial y lo hizo en un día histórico que acabó con una tentadora victoria del partido de gobierno. Con una participación cercana al 61%, el sucesor del presidente obtuvo entre el 58,6% y el 60,7% de los votos emitidos, según el conteo rápido, una extrapolación matemática de cifras reconocidas en todo el país. El porcentaje obtenido supera el 53% del obtenido por Andrés Manuel López Obrador en 2018, de todos modos para una candidata con menos carisma político, pero si se beneficia del arrastre del líder popular. Mucho se ha preguntado en este momento si un país machista como México estaba preparado para tener una presidencia. Las encuestas dieron un rotundo sí.

Luego de impugnar tenazmente las reuniones, el sucesor del presidente obtuvo más de 30 puntos sobre su oponente, Xóchitl Gálvez, quien obtuvo entre 26% y 28%. La candidata de la coalición opositora, que luchó junto a los partidos tradicionales, el PRI y el PAN, junto al minoritario PRD, no pudo afrontar el tsunami de apoyo que decidió continuar con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y Me alegra que Sheinbaum haya conocido los primeros resultados oficiales. Recibió el calificativo de «hito histórico», al tener por primera vez a una mujer como presidenta, pero advirtió que seguirá defendiendo su política «saliendo a la calle cuantas veces haga falta». El tercer candidato, Jorge Álvarez Máynez, presentado por Movimiento Ciudadano, basado en un centrismo impreciso, se conformó con aproximadamente el 10% de los votos emitidos.

La capital también le dio un amplio triunfo a la candidata de la izquierda, Clara Brugada, quien obtiene entre 9 y 12 puntos sobre su rival, el panista Santiago Taboada. La elección presentó un resultado más incierto en la Ciudad de México, incluso un empate entre ambos. No se siente así. La gran ventaja entre uno y otro no era lugar para impugnaciones judiciales, como había prometido Taboada en el caso de que la diferencia entre ambos fuera inferior a cinco puntos.

Un fanático de Sheinbaum celebra las hogueras artificiales de este lunes.Nayeli Cruz

“Los mexicanos reconocimos los resultados, las convicciones y la voluntad de nuestro proyecto”, dijo Sheinbaum tras los medios, en su primer discurso conocimos la victoria. “México ha demostrado que es un país democrático con elecciones pacíficas”, añadió. Posteriormente, agradeció los llamados que recibió de sus oponentes reconociendo su triunfo. Y si se felicitó por ser la primera mujer en ocupar la presidencia: “No estoy sola, estamos todas”, afirmó. Prometió gobernar a todos y cada uno de los ciudadanos. “Caminemos en paz y armonía por un país más próspero y justo”.

El triunfo ha sido abrumador, apabullante. Sheinbaum celebró al alcalde electo de Lograd junto con sus asociados del Partido Verde y del Partido Laborista en el Congreso y “muy probablemente en el Senado”, lo que le permitirá tener un poder casi universal. Ningún solista, Ella. El presidente López Obrador esperará un mes, entre la instalación del Congreso -1 de septiembre- y la sucesión -1 de octubre- para aprobar las reformas pendientes, aquellas que requieren dos tercios de las Cámaras, porque implican reformas constitucionales.

Claudia Sheinbaum celebra en el Zócalo, a primeras horas de mes.cristiano palma

Dijo que el propio López Obrador fue el primero en felicitar a su esposa. “Con cariño y respeto”, dijo en un video celebrando la victoria de Sheinbaum, “triunfa por primera vez la primera presidenta de México” y quizás, agregó, la mayor cantidad de votos que ha obtenido en toda la historia del país en elecciones presidenciales. elecciones. “Felicito a todos los mexicanos, el nombre de México es para las alturas”, dijo. En el pasado (los resultados se conocieron a media noche), ya había comenzado a atraer representantes de representantes de otros países latinoamericanos, como Colombia, Gustavo Petro; Honduras, Guatemala, así como el presidente de la OEA, Luis Almagro. El presidente de España, Pedro Sánchez, también felicitó a Sheinbaum.

El PRI ha pasado a ser la cuarta fuerza política, una debacle que se gesta desde el inicio, elección tras elección. El que alguna vez fue el único partido en México está desapareciendo poco a poco, aunque tome el tiro ante las continuas esperanzas de su desaparición total. En los últimos meses, muchos de sus senadores han abandonado sus filas y estas semanas de campaña también han apoyado algunas pequeñas cosas significativas que se han trasladado a otros partidos. Los Verdes, con tan mala reputación entre los ciudadanos como su PRI, han logrado, sin embargo, mejores resultados en el Congreso. Si esperaba que el Movimiento Ciudadano pudiera darle un zarpazo y arrebatarle al PRI sus magras fuerzas, pero no lo creía. La “vieja política”, como la ha llamado este partido, resiste.

Estos comediantes también tenían una suerte de elección entre los gobernadores de la ciudad y de los 32 estados, así como la composición de las cámaras federales y los alcaldes de todo el país, en total más de 20.000 cargos públicos pasaron por las urnas. De un censo de 98 millones de votantes, 15 de ellos tenían edad suficiente para votar por primera vez.

Seguidores de Claudia Sheinbaum festeja en Av Juárez, Ciudad de México.Nayeli Cruz

Sheinbaum, activista universitario en su juventud, doctor en física y jefe de gobierno capitalino antes de aspirar a la presidencia, logró un segundo mandato para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido en el que participaba la fundación. Con un saldo de ocho entre la víspera y la jornada electoral y entre una campaña sobre el asesinato en la que 37 candidatos quedaron burros, los mexicanos hablaron claro. Luego de los años en los que el PRI y el PAN se alternaron en el poder. Sheinbaum será, a decir verdad, la primera persona en ocupar la presidencia sin tener antecedentes priistas o panistas. Ahora hay un nuevo partido que ha sido llamado a frenar y cambiar el panorama político de México.

La popularidad del presidente, que mantiene un rating del 60% al final de su mandato, ha mejorado los resultados a favor de su candidata, que en los últimos meses también se ha ganado la simpatía de la población, devolviendo al país al abbajo. el camino. La campana de su campaña, en el Zócalo capitalino el pasado Miércoles, fue una celebración de seguidores que anunciaron el esperado resultado. La oposición plantada fue tan cómica como un plebiscito contra López Obrador, una estrategia peligrosa que resultó fallida. Xóchitl Gálvez inició su paso con paciencia, asegurándose de no pretender destrozar el frente, de lo contrario perdería lo que funcionaba y mejoraría lo que causaba problemas. Pero en las últimas semanas, el mensaje electoral ha virado hacia una especie de apocalipsis político en un momento en el que México corría peligro de perder su democracia y destruir sus instituciones, algo que no se podía sentir en las calles y sobre lo que los ciudadanos no tenían dudas. validar. Por el contrario, optó por dar continuidad durante seis años más a una gestión cortesana izquierdista que mantiene su lema: «Por el bien de todos, pongo a los pobres primero».

Xóchilt Gálvez en el reconocimiento al triunfo de Claudia Sheinbaum, este 3 de junio.Roberto Antillón

Millones de familias han mejorado sus condiciones económicas en los últimos seis años a base de sumas de dinero en pensiones de alegría, porque para los estudiantes, ayudas por invalidez y un salario mínimo que ha aumentado hasta un 20% anual, mucho más que el IPC. algo nunca visto en administraciones anteriores. En un país hoy muy debilitado, esta vinculación con el Gobierno se ha traducido en una nueva obligación de la misma naturaleza. La menguante bonanza económica de México ha generado preocupación por la violencia que atrae al país, que tiene más de 30.000 personas sin hogar al año. En febrero de 2023 se anunció un récord histórico en inversión extraurbana que superó los 36.000 millones en 2023. Superando a China, México se ha convertido en el principal exportador de Estados Unidos, su gran socio comercial. La reubicación de empresas del gigante del norte del Río Bravo hacia territorio mexicano también prevé una avalancha de empleados.

La incontestable victoria de López Obrador en 2018, con el 53% de los votos emitidos, llevó a la oposición tambaleándose buena parte del sexenio, descabezada y sin propuestas. Recién en julio del año pasado, una mujer sonriente y animada, que Lucía Floridos huipilaba y paseaba en bicicleta, renovó el espíritu y las esperanzas de los partidos tradicionales, que separaron a sus desprestigiados dirigentes para dar un impulso a esta empresa de origen rural humilde. a quienes se les enseñó a ser ingenieros. El PAN y el PRI, enemigos íntimos de toda la vida, se vieron obligados a renovar su alianza y compartir al candidato a sacar cabeza en estas elecciones. Pero el sindicato no tenía fuerzas, sino que por el contrario, Gálvez siguió luchando en su campaña contra las intromisiones de los partidos y las glosas públicas de sus cabecillas. Ella, que presumía de su independencia ideológica, necesitaba ganar votos en los territorios y muchas veces los repudiaba cuando planteaba apuestas en las calles. El primero de los tres debates presidenciales emitidos le dejó un mal sabor de boca a la candidata, donde el vino decidió que entre unos y otros le estaban robando el aire. Dios un golpe sobre la mesa: “Voy a ser yo y si quieren me como soy, adelante”. Destacó las dificultades de navegar con tantas partes y tantas distinciones en el mismo barco. Lo ha intentado hasta el final, pero no es posible.

México esperaba un presidente, las encuestas solo querían poner el nombre y ya lo dieron. Claudia Sheinbaum participará en las festividades del país a partir del 1 de octubre, cuando López Obrador se unirá a la banda presidencial.

Suscríbete a la newsletter de EL PAÍS México y al canal de elección whatsapp y recibe toda la información clave sobre la actualidad de este país.