Vuelve ‘Grand Prix’, por suerte para España de vacaciones, sintiendo la misma vaquilla con diferente cuello | Televisión

La televisión actual, en todas sus formas, parece vivir inmersa en un curioso vórtice espacio-temporal en el que nada es nuevo, al contrario, todo lo es. Parecía que Abraham García tenía 10 años y que lo habían detenido en Honduras por lo que estaba pasando Sobrevivientes y, si no es por el crecimiento que está teniendo Carlo Constanzia, que el programa sea sentido Los viernescon sus gráficas, su plato y algunos comentarios sobre la violencia machista de Ángel Cristo Jr., fue captado un par de años antes de enloquecer salsa rosa. La noche de este lunes se anunció el regreso del regreso del Gran Premio En La 1 confirmé que era la misma vaca de siempre, pero con diferente collar. A primera hora de la mañana, la cadena pública retransmitió un grito de San Fermín con seis magulladuras, salvo las noches en las que no había más animales entre los espectadores. La sorpresa inicial de la competición fue que, esta vez, el jefe era Ramón García. Vasco, además de leyenda de la televisión, es una leyenda en la realización de televisión.

El final de la segunda temporada del programa invernal promete grandes novedades en la selección de las pruebas en las que participan en ocasiones los competidores. Afortunadamente, los cambios no fueron tan drásticos: los sufridos habitantes de Almacelles (Lleida) y Bembibre (León) se toparon con el suelo de un barrio de Fuenlabrada, desfigurado por una espesa vegetación y no sólo árboles. Y un poco más. El programa funciona y solo necesitas actualizarlo y eliminar el anterior.

Él Gran Premio regresa a la segunda temporada de su nueva era, que desde su regreso a las pantallas ha registrado cifras de audiencia sorprendentes y satisfactorias para La 1, con una media en el verano de 2023 del 19,4% de gasto por pantalla y 1.689.000 espectadores. Con su regreso, uno de los programas que mejor definen la España del siglo XX se negó a respetar las normas de corrección política, con una decisión que, por otra parte, era necesaria e inevitable: al margen de su comentario sobre el uso de vaquillas, sí. pero en conflicto con la actual Ley de Protección Animal. Los responsables del programa decidieron sustituirla por una extraña mascota de peluche que, inexplicablemente, representa la versión vigorosa de las habituales vaquillas. Esta versión no sólo antropomórfica sino también sexualizada del animal parece más un monstruo de alguna de las parafilias estrafalarias de la cultura japonesa que un homenaje al pasado del concurso que trasladó las fiestas populares a la pantalla de la televisión pública.

El programa de presentaciones en esta nueva era fue aún más heterogéneo, con el presentador bilbaíno al mando del formato, acompañado por el hilandero Cristinini, cada vez más integrado en el formato desde la cabina de mando, y el payaso Wilbur, que representa la comedia física de toda la vida, como animador y experimentador de juegos. Los famosos padrinos, Leo Harlem y Lorena Castell, también comerán muchas de las pistas que recorreremos en 2024. Rollitos calientes de carne y patatas. Y los competidores, siempre vestidos del amarillo del sol y del azul del mar, jugaban como niños en la playa. Derrotan a los leones.

Una de las nuevas pruebas del ‘Gran Premio de Verano’ de 2024.

Seguramente los espectadores podrán ver hasta 31 partidos diferentes esta temporada. Son casi el doble respecto a la temporada anterior. Algunas de estas nuevas pruebas están diseñadas para que incluso los mayores habitantes de las localidades participantes puedan participar en la competición. Y así es como si el espacio de Europroducciones nunca emitiera el programa de los mayores y el niño, la auténtica televisión blanca y familiar sin los eufemismos (o quién sabe si dirá mejor las mentiras) de las cadenas privadas.

baile de horarios

Esta vez, Gran Premio empezó a las 22.00 horas gracias a la contraprogramación de Mediaset, que temía especialmente que La 1 hiciera que Telecinco volviera a ascender a la tercera posición en el ranking mensual de audiencia, por detrás de la cadena pública y de Antena 3. El grupo de comunicación decidió reposicionar uno de sus galas Supervivientes de todas las estrellasel título tierra de nadieque hasta el momento ha conseguido grandes cifras de audiencia en la noche de los martes, en plena comparación con el Gran Premio para ocultar sus datos ocultos. A cambio, La 1 prefirió retirar el contenido de por última vez acceso en horario de máxima audienciala serie intermitente diaria Cuatro estrellasde modo que el concurso de Ramón García comienza al mismo tiempo que el concurso de supervisión de Jorge Javier Vázquez.

El 15,2% más de pantalla de la competición de La 1 sirvió para liderar este martes su franquicia, con una media de 1.531.000 espectadores y el realidad de Telecinco recibió el premio al líder con 1.187.000 espectadores y un 16,5% de share compartirdividiendo sus datos a primera hora de la tarde, coincidiendo plenamente con la Gran Premiocontra Supervivientes All Stars express y 11,2% cocinar.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o haga clic aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_